Casa Museo de Dulcinea en El Toboso Toledo

casa museo de dulcinea

El Quijote, la gran obra de don Miguel de Cervantes, recorre muchos hermosos lugares de Toledo. Y ya les hemos contado sobre la relevancia del Toboso en Toledo, dentro de la trama de la misma. Hoy te contamos sobre la llamada Casa-Museo de Dulcinea del Toboso, en  El Toboso. Una casa con la apariencia de las casas manchegas de labranza de antaño, y que la tradición sitúa como la casa de  Doña Ana Martínez Zarco de Morales. Ella era el personaje  a quien don Miguel de Cervantes inmortalizó con el nombre de Dulcinea del Toboso, la Dulce Ana.

La Casa-Museo de Dulcinea como hemos dicho guarda la apariencia de las casas toledanas de labranza de la época en que transcurria El Quijote, en ella se pueden ver útiles de valor etnológico y de empleo cotidiano en la vida manchega tradicional, como los utensilios de la cocina,  la bodega con grandes tinajas y su desgranadora de uvas;  también un  molino con su tolva, los aperos de labranza y de caballerías, muchos de los enseres utilizados  para la fabricación de quesos y el mobiliario del siglo XVII.

Desde 1967,  la misma pertenece a Toledo y es administrada por el Museo de Santa Cruz, y se constituye hoy en día, en una visita obligada mientras recorrer el Toboso Toledo, la Casa Museo de Dulcinea en El Toboso Toledo, está abierta al público de Martes a Viernes, de 10 a 14 y de 16:30 a 19:30 horas, y los Sábados de 10 a 14 y 16 a 18:30 horas, en los días Domingos, solo atiende por las mañanas, de 10 a 14 horas, y permanece cerrada los lunes. Las tarifas por la visitan son General: 0,60 €, Estudiantes mayores de 18 años: 0,30 €, Menores de 18 años y jubilados: Gratis. Durante el Fin de Semana: Gratis.



También te interesará:

Museo de el Greco

El Museo de el Greco está ubicado en la C/ Samuel Leví s/n, a fecha de hoy (28/10/2010) se encuentra sometido a una profunda restauración. Dentro del Museo podemos encontrar obras de el Greco, obras de la Escuela toledana, madrileña y sevillana, cerámica, azulejería, y en su entorno contemplar las cuevas y jardines.

El edificio del Museo de el Greco fue construido a principios del siglo XX, aprovechando uno ya existente del siglo XVI y un Palacio Renacentista, consiguiendo más espacio para exponer la obra del Greco. Fue el Marqués de la Vega-Inclán quien compró estos dos edificios y los acomodó con muebles y enseres del siglo XVI, pero su apertura como actual museo no fue hasta el año 1.912. Continúa leyendo Museo de el Greco