Puerta de la Bisagra


La Puerta de Bisagra en Toledo tiene origen musulmán y su nombre deriva de la palabra árabe: Bab-Shagra, que viene a significar Puerta de la Sagra. Fue reconstruida por completo en los reinados de Carlos V y Felipe II, y está formada por dos cuerpos entre los que se intercala una plaza de armas.

Toledo, la ciudad en donde han  vivido tres mundos muy distintos, el árabe, el cristiano y el judío, está repleto de monumentos y hallazgos arqueológicos como la Puerta de la Bisagra, que está formada por un arco de triunfo de sillares almohadillados, coronado por un gran escudo imperial de la ciudad de Toledo, con su águila bicéfala que está flanqueada por dos grandes torreones semicirculares de mampostería con las figuras de dos reyes, siendo el símbolo del buen gobierno del escudo medieval.

Hace muy poco el Ayuntamiento de Toledo inauguró nueva iluminación para la Puerta de la Bisagra, que se puede visitar en cualquier momento, al encontrarse ubicada al aire libre, sin restricciones de visitas o de tiempo. Es un paso obligado para entrar en el centro de la ciudad, y sobre todo si queremos llegar a la concurrida y típica zona denominada de Zocodover.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado