Mezquita del Cristo de la Luz


Cuentan las leyendas que cuando la reconquista de Toledo por los cristianos en el año 1.085 las tropas que entraron en la ciudad con el Rey Alfonso VI descubrieron la Mezquita, y el caballo del Cid cayó de rodillas ante una zona de la mezquita, siendo muy difícil levantarlo. Después de este accidente, excavaron en el suelo, descubriendo una talla de un Cristo Crucificado junto a una lamparilla de aceite que se había mantenido encendida durante más de 300 años, en donde los cristianos ocultaron la imagen para evitar su profanación por los musulmanes.

Dejando ya las leyendas, la mezquita se levantó sobre el solar de una anterior iglesia visigoda, aprovechando los capiteles que todavía existen, pero fue en el año 1.182 cuando el arzobispo Gonzalo Pérez fue quien mandó convertir el edificio en una iglesia cristiana, que fue entregada a los hospitalarios.

Para conocer el principio de su construcción, se realizó gracias a una inscripción oculta en la fachada principal en la que se podía leer:

“Bismala (En el nombre deAllah). Hizo levantar esta mezquita Ahmad in HIDI, de su pecuolio, solicitando recompensa ultraterrena de Allah por ella. Y se terminó, con el auxilio de Allah, bajo la dirección de Musá ibn Alí, el arquitecto, y de Sa´aada, concluyéndose en Muharram del año trescientos noventa.

Dirección:

Cuesta Carmelitas Descalzas número 10, teléfono 925 254 191

El precio de la entrada es de 3 euros y el horario:

Lunes a viernes 10:0 a 14:00 y de 15:300 a 19:00

Sábados y domingos 10:00 a 19:00


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado