El Alcázar de Toledo


El Alcázar de Toledo está situado en la colina más alta de la ciudad, con 548 metros. El antiguo castillo medieval fue destruido casi por completo por orden del emperador Carlos V, que mandó construir su residencia, aunque en la fachada oriental aun quedan elementos anteriores como estructuras almenadas.

Alfonso de Covarrubias fue su arquitecto principal, desde 1545, ayudado por Villalpino para la construcción del patio y Juan de Herrera constructor de la escalera bajo bóveda de cañón y la remodelación del ala meridional.

En la portada principal se encuentra las figuras de los monarcas visigodos: Recadero y Rescenvinto, siendo obra de Covarrubias. El Alcázar ha sido utilizado para distintas funciones, como cárcel de la Corona, cuartel militar de varios ejércitos, talleres de sederos, y sufrió varios incendios, como en el año 1.710 durante la Guerra de Sucesión, siendo restaurado por Ventura Rodríguez, y siendo destruido casi por completo en septiembre de 1.936.

La reconstrucción comenzó en 1.940 finalizando por completo en el año 1.961. Los horarios para visitas:

Del 1 de octubre al 32 de mayo

  • 10:00 a 19:00

Del 1 de Junio al 30 de Septiembre

  • 10:00 a 21:00

Domingos

  • 10:00 a 15:00

Lunes Cerrado

La entrada es gratuita todos los domingos del año, 29 de marzo, 18 de mayo, 12 de octubre y 6 de diciembre.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado