Castillo de Consuegra


El Castillo de Consuegra está ubicado al sur de la localidad toledana de Consuegra encima del cerro Calderico o denominado más popularmente como Crestería manchega. Consuegra fue una importante localidad fortificada durante las guerras entre Toledo y el Califato de Córdoba, y pasando en distintas ocasiones a manos cristianas o árabes, aunque la historia romana del Castillo de Consuegra se remonta a la época de la Consaburum cuando disponía de construcciones típicas de una gran ciudad como circo, murallas, acueducto o termas.

Aunque no se sabe con exactitud su fecha de construcción, se cree que la primera rehabilitación que tuvo fue la realizada por Almanzor en el siglo X, mientras que su recuperación por los cristianos sucedió en el siglo XII, cuando fue reconstruido por los Caballeros Hospitalarios. Alfonso VI entregó la fortaleza al pueblo y las tierras colindantes a la Orden de San Juan de Jerusalén el 1.183, año en que se construyó realmente lo que es el castillo actual.

En épocas más actuales, el Castillo de Consuegra, fue conquistado por las tropas francesas como lugar estratégico entre los años 1.809 a 1.813.

El Castillo de Consuegra es gestionado por el ayuntamiento de la localidad, siendo destinado para uso turístico y actividades culturales

Te puede interesar:

Castillo de Orgaz, en alquiler

Patios toledanos, rutas guiadas


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado