Casa del Judío


La denominada Casa del Judío pertenece al patrimonio de Toledo y quizás sea uno de los puntos de visita denominados como Patrimonio Desconocido. La leyenda dice que esta casa fue propiedad del judío Ishaq que fue quien prestó dinero a la Reina Isabel la Católica a cambio de sus joyas para financiar el viaje de Cristóbal Colon para el descubrimiento de América.

La Casa del Judío data entre los siglos XIV y XV con detalles mudéjares y siendo utilizada probablemente para usos litúrgicos hebreos, que posteriormente fue remodelada y readaptada en el siglo XVII y XIX.

Está ubicada en pleno corazón de la judería toledana, y para acceder a la visita tendremos que ir al Centro de Gestión de Recursos Culturales del Consorcio de Toledo, en la Plaza Amador de los Ríos s/n (teléfono 925 253 080)

Dentro del inmueble podremos contemplar el patio y el sótano que fue destinado al baño litúrgico judío o miqva, para la purificación espiritual.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado